Historia.

          La empresa Antonio Miguel Alonso e Hijos, S.L. nace como sociedad limitada en 1991. Implantada desde entonces en Toledo, y conservando su idiosincrasia de empresa de marcado carácter familiar, ha experimentado un crecimiento continuo, tanto en plantilla como en clientes.

          Desde aquellos primeros ańos, la empresa ha venido ejecutando obras civiles cada vez de mayor cuantía y envergadura; adquiriendo la experiencia necesaria para afrontar los proyectos que la sociedad del siglo XXI demanda.

         Antonio Miguel Alonso e Hijos S.L. proyecta, ejecuta y conserva obras, en campos tan diversos como son: las estructuras, las obras hidráulicas, las carreteras o las urbanizaciones; tanto en los ámbitos de las promociones privadas como en el de las administraciones públicas.

          Ha basado su éxito en la gestión de sus recursos propios. Posee dos graveras para la extracción de áridos, dos plantas para la fabricación de asfalto y dos más para la fabricación de gravacemento y hormigón, respectivamente. Dispone de maquinaria propia especializada para la ejecución de todo tipo de obras civiles. Especial mención tienen las dedicadas a movimiento de tierras, ejecución de firmes y extendido de mezclas asfálticas por su cuantía y modernidad.

          Cuenta con una joven pero experimentada plantilla, formada por técnicos y personal auxiliar, capaz y en continua formación, para atender adecuadamente a las necesidades de sus clientes.

          Desde ese espíritu emprendedor, la empresa está abriendo nuevos mercados, llevando a cabo infraestructuras en toda Castilla - La Mancha y en la Comunidad de Madrid.

          Con ese mismo espíritu del que sabe que: sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, y sólo es posible avanzar cuando se mira lejos, está incorporando la innovación y las nuevas tecnologías a sus procesos productivos; siendo la Calidad, el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible el compromiso fundamental de su actividad.